miércoles, 29 de septiembre de 2010

Vetamadre en el ND Ateneo: Un viaje sin fin


Una lámpara tenue al medio, velas a los costados y un par de inciensos eran lo único que adornaba el escenario del ND Ateneo. La ambientación perfecta para empezar el viaje electroacústico que proponía Vetamadre.
Julio Breshnev entra al escenario con una guitarra acústica en mano, se sienta en un pequeño sillón y busca la posición más cómoda para arrancar con los acordes de “Para qué”. El cantante y guitarrista juega con su voz, por momentos susurra al oído, por otros, cala los huesos.
Continúa con Sin dudar, un gran tema perdido por su primer disco Ruido del mundo, el que va mutando hasta convertirse en los versos de “Fake Plastic Trees” de Radiohead. Pero la transformación va más allá, vuelve a la raíz (mejor dicho, vuelve a la veta madre) cuando arrancan los acordes de “Nada el tiempo”. Y como bien reza la canción “nada es mejor que estar unidos”, por lo que no hay mejor excusa para que se vayan sumando uno a uno los demás miembros de Vetamadre, Federico Colella en batería, Martín Dejean en rhodes, sintetizadores y teclado y Coca Monte en bajo.
El set acústico estuvo basado en temas de su segunda placa, Libérenme. “Casi todo” y “Ser humano”, dejaron la distorsión de lado en su reversión acústica pero no por ellos su potencia; mientras que temas como “Amanecer ciego” o “Sueño circular” cobraron otra dimensión al ser tocados en su hábitat natural.
La noche contó con un estreno, el tema “Cada vez más (hondo)” de su quinto disco de estudio OTROviaje, que verá la luz este 25 de noviembre. “Tiempo perdido”, del mismo disco, pasó en una versión casera con guitarra y cajón peruano únicamente. Llegado el último golpe al cajón, el escenario queda vacío. Esa lámpara tenue se apaga y los inciensos ya se encontraban completamente consumidos. La intriga empieza a florecer...
En un instante, se levanta un segundo telón de fondo que escondía la versión rockera de Vetamadre. Comenzaba la segunda parte del viaje, el Vetamadre a 220 mhz.
Junto a Tery Langer de Carajo arrancan este set eléctrico con “Saldrás hombre” y “Weird Fishes” de Radiohead, un cover que ya se volvió costumbre para los fanáticos. Luego el punteo de “No me ves” le da inicio a una de sus canciones más logradas. Un estribillo poderoso, un bajo resonante, una guitarra urgente y solo de sintetizador; Vetamadre en estado puro.
Para "ir completando la historia" - como bien dijo Monte - suenan las nuevas “A veces” y “Éxtasis” ; se cuela una versión muy rockera del clásico de Charly García, "Adela en el carrusel", que sorprende a más de uno y para rematar el momento, el himno de la banda, “Ruido del mundo”.
El final llega de la mano del último tema del futuro OTROviaje. Una intro emotiva y pegadiza por demás, un estribillo que conmueve y un final perfecto, en donde cada instrumento va abandonando la canción hasta dejar a Dejean y su piano solos terminando el viaje, que parece no tener fin, que sigue, resonando en nuestras cabezas hasta "La mañana después".

A continuación un video de Sin dudar/Fake Plastic Trees/Nada el tiempo en vivo en el NDAteneo:


Video de "A veces" en vivo en el NDAteneo:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mostro! está muy buena la página y realmente sos un genio escribiendo, leí un par de los uploads y están geniales.
Abrazooo!

Huguito