miércoles, 15 de diciembre de 2010

Por un fogón moderno


En tiempos de rankings basados en los mejores 243567 discos del año, Entrecanciones como siempre va en contra del torrente, y es más, redobla su apuesta. No, no haremos reseñas de 454667 discos sino que vamos a ofrecer el ranking que va a ganarle a todos los rankings: el top 5 de temas indies/under nacionales para el fogón.
Porque Presente ya saturó todo oído y El oso podría ser declarada canción no grata, desde este humilde lugar te ofrecemos cinco grandes canciones que harán que tu repertorio cancionero tomé gran nivel y se vuelva moderno y original.
Ya se juega:

5. Juan Ravioli – Despedida (Álbum para la juventud Vol.II)
Una canción suave, ideal para arrancar el fogón tímidamente a base de acordes simples y una muy linda melodía que va ablandando el ambiente. Y si se encuentra un buen guitarrista es la canción para que muestre sus dotes en la zapada al final de la versión original del tema.

Juan Ravioli / Despedida from Mono Rengo on Vimeo.


4. Ariel Minimal – Disimular (Un día normal en el maravilloso mundo de Ariel Minimal)
Click acá para ver los acordes de Disimular.
El mejor tema de la faceta solista del cantante y guitarrista de Pez. Minimal hace canción el dicho “menos es más” y entrega una canción sentida con alma de himno.



3. Vetamadre – Ruido del mundo (Ruido del mundo)
Click acá para ver los acordes de Ruido del mundo.
El tema para corear ya entrada la noche y después de varias botellas de cerveza esparcidas alrededor. Con un estribillo que estalla y solo de armónica incluido, tu fogón puede tomar otro color una vez que Ruido del mundo entre en tu repertorio estable.




2. Blue – Lisandro Aristimuño (Ese asunto de la ventana)
Click acá para ver los acordes de Blue.
Porque en todo fogón siempre hay lugar para picar algo (tarea muy difícil para el cantor que nunca puede soltar su guitarra). Blue es ESE tema para recordar amores pasados, sembrar amores nuevos o simplemente disfrutar de la belleza de una canción frente al mar y con la luz de las estrellas. ¿Se puede pedir más?




1. Sancamaleón – Mi chica peruana (Cancionero para niños sin fe)
Click acá para ver acordes de Mi chica peruana
“En el mar me rompió la cabeza una chica peruana” reza el estribillo de esta canción. Un amor de verano particular, una chica que se ríe haciendo malabares mirando al sol y que cuando se enoja le brota la estrella de rock, en el que será el gran hit de tu nuevo repertorio.


viernes, 26 de noviembre de 2010

Plagios Entrecanciones Vol. IV: Guasones vs. Estelares

Otro viernes más, otro mes que pasa, pero los plagios siempre persisten. La edición del día de la fecha involucra a dos bandas nacionales en pleno ascenso. Guasones vs. Estelares, Estelares vs. Guasones.
¿Qué canciones caen bajo la sospecha de la copia? Reyes de la noche y Aire, respectivamente. Ambos temas fueron fundamentales para el despegue de estos grupos hacía un público más amplio. Pero eso no es lo único que tienen en común éstas canciones... Dele play a los videos de abajo y compruebe usted mismo!

Guasones - Reyes de la noche (Toro rojo, 2005)





Estelares - Aire (Sistema nervioso central, 2006)



De ninguna manera se esta acusando de plagio a cualquiera de los artistas, solo se destaca el parecido entra las canciones.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

OTROviaje, lo nuevo de Vetamadre

Transmitir sensaciones. Que escuchar su música sea una experiencia, no una actividad pasajera. Eso es lo que propone Vetamadre en su nuevo disco OTROviaje, quinto de estudio y sexto en su carrera con A través del ruido del mundo, grabado en vivo en el 2007. El álbum consta de diez temas, de los cuales la mayoría ya fueron adelantados en vivo como es el caso de “Éxtasis”, “Túnel”, “Nombre” y “A veces”, entre otras.
El mismo fue producido por Luis Volcoff, (productor de artistas como Antonio Birabent, Liliana Herrero, entre otros) quien ya había trabajado junto a Vetamadre en sus anteriores discos.
Como comentó su cantante y guitarrista, Julio Breshnev, a Entrecanciones hace unos años, este disco es “más urgente, más rápido y por un lado también tiene esa sensibilidad y cosa más melódica” que caracteriza a la banda.
El arte de tapa, al retomar el logo del ojo de su disco debut Ruido del mundo, esconde un posible guiño a los orígenes, como un nuevo punto de partida.
El álbum será lanzado a la venta el 25 de noviembre y se podrá comprar por primera vez en el show presentación del disco en The Roxy Live ese mismo día.

Como adelanto, la banda colgó en su Myspace, el tema “Mercurio retrocediendo” que se puede escuchar a continuación.


Lista de temas:

1. ÉXTASIS (6:35)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte/ Federico Augusto Colella)
2. Aveces (4:29)
(Julio Breshnev)
3. RADAR (4:28)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte/ Federico Augusto Colella/ Jorge Martín Dejean)
4. CEMENTERIOsinALMAS (6:45)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte/ Federico Augusto Colella/ Jorge Martín Dejean)
5. SALDRÁS(hombreDORMIDO) (3:39)
(Julio Breshnev)
6. MERCURIOretrocediendo (5:22)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte/ Federico Augusto Colella/ Jorge Martín Dejean)
7. TÚNEL (4:18)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte/ Federico Augusto Colella/ Jorge Martín Dejean)
8. CADAvez + (4:17)
(Julio Breshnev)
9. NOMBRE (5:01)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte/ Jorge Martín Dejean)
10. LAmañanaDESPUÉS (6:34)
(Julio Breshnev/ Marcelo Máximo Monte)

viernes, 5 de noviembre de 2010

Gorilla Manor de Local Natives: Un disco bipolar


Es un disco bipolar. Por un lado está el Local Natives versión indie y por el otro la versión popera. Y entre las dos hay un abismo de distancia que se corta gracias a un láser que los quema en eso que llama (¿llamaba?) disco compacto. El principio de Gorilla Manor es excelente, “Wide Eyes” es uno de esos grandes ejemplos de la primera personalidad del grupo. Excelentes juegos vocales, guitarras histriónicas y una base percusiva que se roba toda la atención le dan forma a esta canción. “Sun Hands” aparece con un beat bailable que oficia de sostén a punteos en clean y un estribillo que aparece susurrado por momentos y gritado por otros. “World News”, “Camera Talk” y “Cards and Quarters” logran un balance entre las dos personalidades de la banda. Mientras que en temas como “Who Knows Who Cares”o “Cubism Dream” suenan más a FM Hit que a la difunta Kabul. El contraste es notable, pero tampoco es tan fuerte. Aunque la calidad del principio tienta al oyente a dejar el disco a la mitad (o volver al principio), Gorilla Manor logra captar la atención de nuestros oídos y su música queda rebotando por nuestra cabeza.

Sun Hands en vivo:

lunes, 1 de noviembre de 2010

A Minor Spell, nuevo EP de Vandaveer


El nuevo EP de Vandaveer no innova en nada. La formula es la misma: Mark Heidinger al frente liderando la canción con su guitarra y su voz junto a Rose Guerin, dándole ese toque único que lleva en sus cuerdas vocales. Pero ahí es donde está la magia de esta banda, logran TRANS-MI-TIR.
Son cinco canciones hechas y derechas, simples. Cada tanto se asoma un acorde de piano tímido para acolchonar y matizar de otros colores la canción.
En A Minor Spell, el grupo logró trasladar la sensación del vivo, se siente que están cantándonos al oído. The Waking Hour se lleva todos los premios, es tal vez una de las mejores canciones del grupo. Un verso alegre que va mutando a una melodía más melancólica, mientras el juego de voces que forma el dúo se va adueñando uno a uno de todos nuestros sentidos.
La grandeza de esta canción hace que las otras cuatro pasen a ser casi puro relleno por más que Everything Is Spinning o Good Morning sean muy buenas temas.
A Minor Spell cautiva, emociona y divierte en tan solo cinco canciones. Si eso no es eficiencia....

A continuación pueden escuchar todo A Minor Spell:




miércoles, 20 de octubre de 2010

Esperando a Paul McCartney


Sir James Paul McCartney, Polma, Pablito o como quieras decirle. Este sujeto hizo que seamos capaces de empeñar hasta nuestra vieja para ir a verlo y sufrir hasta conseguir una entrada (o morir en el intento o padecer la brutal reventa). Viene acompañado de una banda impresionante a tocar temas de todas sus épocas, aunque sabemos que por más que los temas que hizo con Wings están buenos y que los solistas también, la papa acá está en los temas que hace de una bandita, que más o menos quedó en la historia... esa que se llamaba The Beatles.
Y Polma no es ningún ignorante. Por eso quiere que sus contemporáneos y las nuevas generaciones disfruten de estos temas en vivo y cantados por nada más y nada menos que uno de sus principales autores. O tal vez simplemente quiere cuidar su salud y que las instalaciones del estadio de River no se conviertan en proyectiles hacia su persona. Eso ya lo veremos.
Pero visto que no podemos aguantar la sorpresa, estuvimos chequeando los temas que estuvo haciendo en las últimas fechas de su Up and Coming Tour y la verdad que satisfacen en un 100 por ciento, por más que siempre hay lugar para los disconformes.
Desde mi humilde opinión poder escuchar “Eleanor Rigby”, “A Day In The Life”, la mismísima “Blackbird”, “I'm Looking Through You” o “PaperBack Writer” ya es demasiado.
Por eso, a continuación les dejamos la listas completas de los últimos shows de la gira de Paul hasta el momento.

Consol Energy Center, Pittsburgh, PA, USA - 18/08/2010
1. Venus And Mars/Rock Show/Jet
2. All My Loving
3. Letting Go
4. Got To Get You Into My Life
5. Highway (The Fireman cover)
6. Let Me Roll It / Foxy Lady (Jimi Hendrix cover)
7. The Long and Winding Road
8. Nineteen Hundred and Eighty-Five
9. Let 'Em In
10. My Love
11. I'm Looking Through You
12. Two Of Us
13. Blackbird
14. Here Today
15. Dance Tonight
16. Mrs Vanderbilt
17. Eleanor Rigby
18. Something
19. Sing the Changes (The Fireman cover)
20. Band on the Run
21. Ob-La-Di, Ob-La-Da
22. Back in the U.S.S.R.
23. I've Got a Feeling
24. Paperback Writer
25. A Day in the Life / Give Peace A Chance
26. Let It Be
27. Live and Let Die
28. Hey Jude
29. Day Tripper
30. Lady Madonna
31. Get Back
32. Yesterday
33. Helter Skelter
34. Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (reprise) / The End

Consol Energy Center, Pittsburgh, PA, USA – 19/08/2010

1. Venus And Mars/Rock Show
2. Jet
3. All My Loving
4. Letting Go
5. Drive My Car
6. Highway (The Fireman cover)
7. Let Me Roll It / Foxy Lady (Jimi Hendrix cover)
8. The Long and Winding Road
9. Nineteen Hundred and Eighty-Five
10. Let 'Em In
11. My Love
12. I've Just Seen a Face
13. And I Love Her
14. Blackbird
15. Here Today
16. Dance Tonight
17. Mrs Vanderbilt
18. Eleanor Rigby
19. Ram On
20. Something
21. Sing the Changes (The Fireman cover)
22. Band on the Run
23. Ob-La-Di, Ob-La-Da
24. Back in the U.S.S.R.
25. I've Got a Feeling
26. Paperback Writer
27. A Day in the Life / Give Peace A Chance
28. Let It Be
29. Live and Let Die
30. Hey Jude
31. Day Tripper
32. Lady Madonna
33. Get Back
34. Yesterday
35. Helter Skelter
36. Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (Reprise)
37. The End

Y para ir matando la ansiedad A Day In The Life/Give Peace A Chance:

viernes, 15 de octubre de 2010

Plagios Vol. III James Blunt vs. Train

Los plagios regresan en otro viernes en donde el oído se pone a prueba. Y esta vez, tengo que admitir, modestia aparte, que está muy afilado. En el día de la fecha, los plagios incluyen a un inglés refinado que se hizo famoso por decir lo linda que era una mujer y una banda con nombre de transporte público que metió un hit que tal vez ya este en la morgue para cuando empiece el verano.
Estamos hablando de James Blunt y Train respectivamente. El primero con "Stay the Night", primer single de su nuevo disco Some Kind Of Trouble; y el segundo con "Hey Soul Sister", ese tema que no paró de sonar en este último mes.
Y el que no quería dejar de sonar se ve que fue el mismísimo Blunt, quien vió la formula del éxito en el tema de Train y no dudo en usar la misma receta.
Pero bueno, para que usar más palabras cuando tienen sus oídos, compruebenlo ustedes mismos acá abajo!

Stay The Night - James Blunt. El británico dejó la melancolía por la playa, las olas, el viento y el chiste obvio de sucundum sucundum. Se ve que es la posta para estar canchero es hacerse el Jack Johnson, pero bueno no solo es la onda sino que es muy parecida a Hey Soul Sister.



Hey Soul Sister - Train. Train cuenta con tres discos de estudio, un par de hits en su Estados Unidos natal y luego de un parate de tres años volvieron a las andanzas con su disco “Save Me, San Francisco” y en mediados de 2009 lanzaron el single de “Hey Soul Sister”, que como muchas cosas, acá llegan tarde y recién hoy lo escuchamos masivamente. Metés un ukulele y una onda a lo Jason Mraz y pum: marche hit.




Bonus track: La versión de Somewhere over the Rainbow de Israel Kamakawiwo'ole (o el apellido más difícil del mundo), la madre de todas estas canciones de arriba.


Videos tu.tv
De ninguna manera se esta acusando de plagio a cualquiera de los artistas, solo se destaca el parecido entra las canciones.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Nuevo disco de Pez


A fines de octubre sale "¡Viva Pez!", el flamante álbum de la banda liderada por Ariel Minimal. Este es el segundo disco que graban en vivo, el anterior fue "Para las almas sensibles", grabado en shows en el ND Ateneo y La Trastienda allá por el 2004/5.
Para este nuevo disco el grupo utilizó canciones grabadas el 12 de septiembre de 2009 en La Trastienda, a excepción de 3 temas grabados en vivo el 10 de julio de 2010 en Niceto Club. La lista de temas incluye varias canciones de su útimo disco de estudio ( "Roma", "Quiebran", "Soñar soñar", entre otras), clásicos de la banda como "Desde el viento en la montaña hasta la espuma del mar", "La estética del resentimiento"o "Fuerza" y un estreno muy peculiar: "Los caretas del reggae se lo quieren llevar pero el porro es del metal".

Lista de temas:

1- Roma
2- Quiebran
3- Ahogarme
4- El desengaño
5- Introducción declaración adivinanza
6- Desde el viento en la montaña hasta la espuma del mar
7- Cassette
8- Fuerza
9- No mi corazón coraza
10- ¡Vamos!
11- Los orfebres
12- Soñar soñar
13- Bettie al desierto
14- La estética del resentimiento
15- Los caretas del reggae se lo quieren llevar pero el porro es del metal
16- Conciencia
17- Haciendo real el sueño imposible
18- Último acto
19- Gala
20- Caballo loco

A continuación el video de "Desde el viento en la montaña..." en vivo en el Teatro Sala Opera.


martes, 5 de octubre de 2010

Rock de estadios: ¿que en paz descanse?


Serú Girán, Soda Stereo, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, La Renga, Los Piojos, Bersuit Vergarabat y la última Los Fabulosos Cadillacs. Esas son las bandas nacionales que tuvieron un recital propio en la cancha de River Plate. Spinetta se metió en el túnel del tiempo y revivió a todas sus bandas en un histórico show en Vélez, en el mismo lugar se dio el retorno de Charly García a los escenarios luego de su rehabilitación por consumo de drogas.
Con excepción de La Renga todas las bandas que tocaron en el Monumental hoy ya son parte del pasado. Spinetta y Charly, al margen de su incuestionable genialidad, son historia viva del rock nacional, pero justamente: historia. ¿Qué pasa con las bandas nuevas? ¿llegará alguna a convocar semejante cantidad de público?
Por excepción de una o dos, no lo creo. Contrario a lo que muchos piensan, yo no creo que el rock murió, ni que no hay nada nuevo. Yo creo que sí, que hay cosas geniales que van a lograr una posición más predominante en la industria pero no creo que logren semejante popularidad.
De las bandas grandes de la generación '00 solo está Catupecu Machu y desde un poco más atrás en el tiempo, Divididos. Esas dos ya hoy son cabeza de cartel y calculo que son las que más chances tienen de dar ese paso gigante.
Las Pastillas del Abuelo son tal vez la excepción que nombraba antes. Tienen todo lo que necesitan para esto, hacen grandes canciones, son de barrio, tienen ese tinte popular. Sin ir más lejos hoy ya llenan el Microestadio de Argentinos Juniors con los ojos cerrados. El Bordo también esta creciendo a pasos agigantados pero ¿cuál será su techo? Ya lo veremos.
En el under hay muchas bandas que están por despegar y pasar a las grandes ligas, pero justamente desde las raíces ya se ve que el mercado esta más atomizado que nunca, hablando en materia económica. El mató a un policía motorizado, Banda de Turistas, Los Natas, Vetamadre, Pez, Sancamaleón, Lisandro Aristimuño y un sinfín más son bandas que están en el momento justo para dar el salto que falta debido al cambio generacional que se esta dando en la industria. Pero, justamente, estas bandas no son para cualquier oído, son excelentes pero no son de lo que se conoce como rock de estadio.
Otro ejemplo podría ser Estelares, la banda platense cada día crece más, las críticas que reciben no pueden ser mejores y sus canciones tienen garantía de calidad asegurada pero su música tiene un techo.
La mayoría de los artistas nombrados anteriormente son de nicho, de uno en crecimiento, bastante grande, pero no tienen perfil de estadio.
Sumado a la parte artística, el rock de estadio ahora tiene una nueva traba. La legalidad de los mismos está puesta en duda, los vecinos de Nuñez no pueden vivir cada vez que hay un recital en River y en la Ciudad no hay ningún otro lugar que logre albergar tanta gente y con fácil acceso. El Club Ciudad de Buenos Aires y el mítico Obras ya no están habilitados para dar conciertos desde fines del año pasado. La cuestión ambiental es importante también, habrá que ver que medidas se toman o si se crea algún lugar con buenas condiciones para dar espectáculos de buena calidad.
Estamos ante una etapa de cambio, de un rock más pluralista donde por ahí ya no resalten tres o cuatro bandas sino que tal vez tome más importancia una movida cultural o un género. Pero ya lo dijo el gran Luis Alberto, no todo tiempo por pasado fue mejor. Mañana es mejor.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Vetamadre en el ND Ateneo: Un viaje sin fin


Una lámpara tenue al medio, velas a los costados y un par de inciensos eran lo único que adornaba el escenario del ND Ateneo. La ambientación perfecta para empezar el viaje electroacústico que proponía Vetamadre.
Julio Breshnev entra al escenario con una guitarra acústica en mano, se sienta en un pequeño sillón y busca la posición más cómoda para arrancar con los acordes de “Para qué”. El cantante y guitarrista juega con su voz, por momentos susurra al oído, por otros, cala los huesos.
Continúa con Sin dudar, un gran tema perdido por su primer disco Ruido del mundo, el que va mutando hasta convertirse en los versos de “Fake Plastic Trees” de Radiohead. Pero la transformación va más allá, vuelve a la raíz (mejor dicho, vuelve a la veta madre) cuando arrancan los acordes de “Nada el tiempo”. Y como bien reza la canción “nada es mejor que estar unidos”, por lo que no hay mejor excusa para que se vayan sumando uno a uno los demás miembros de Vetamadre, Federico Colella en batería, Martín Dejean en rhodes, sintetizadores y teclado y Coca Monte en bajo.
El set acústico estuvo basado en temas de su segunda placa, Libérenme. “Casi todo” y “Ser humano”, dejaron la distorsión de lado en su reversión acústica pero no por ellos su potencia; mientras que temas como “Amanecer ciego” o “Sueño circular” cobraron otra dimensión al ser tocados en su hábitat natural.
La noche contó con un estreno, el tema “Cada vez más (hondo)” de su quinto disco de estudio OTROviaje, que verá la luz este 25 de noviembre. “Tiempo perdido”, del mismo disco, pasó en una versión casera con guitarra y cajón peruano únicamente. Llegado el último golpe al cajón, el escenario queda vacío. Esa lámpara tenue se apaga y los inciensos ya se encontraban completamente consumidos. La intriga empieza a florecer...
En un instante, se levanta un segundo telón de fondo que escondía la versión rockera de Vetamadre. Comenzaba la segunda parte del viaje, el Vetamadre a 220 mhz.
Junto a Tery Langer de Carajo arrancan este set eléctrico con “Saldrás hombre” y “Weird Fishes” de Radiohead, un cover que ya se volvió costumbre para los fanáticos. Luego el punteo de “No me ves” le da inicio a una de sus canciones más logradas. Un estribillo poderoso, un bajo resonante, una guitarra urgente y solo de sintetizador; Vetamadre en estado puro.
Para "ir completando la historia" - como bien dijo Monte - suenan las nuevas “A veces” y “Éxtasis” ; se cuela una versión muy rockera del clásico de Charly García, "Adela en el carrusel", que sorprende a más de uno y para rematar el momento, el himno de la banda, “Ruido del mundo”.
El final llega de la mano del último tema del futuro OTROviaje. Una intro emotiva y pegadiza por demás, un estribillo que conmueve y un final perfecto, en donde cada instrumento va abandonando la canción hasta dejar a Dejean y su piano solos terminando el viaje, que parece no tener fin, que sigue, resonando en nuestras cabezas hasta "La mañana después".

A continuación un video de Sin dudar/Fake Plastic Trees/Nada el tiempo en vivo en el NDAteneo:


Video de "A veces" en vivo en el NDAteneo:

viernes, 24 de septiembre de 2010

Plagios: Vol II


Otro viernes de plagios y esta vez más 2.0 que nunca. ¿Por qué? Porque esta vez no son las canciones las que fueron copiadas, sino los videos de dichas bandas. Estamos hablando del caso de El Bordo y The Vines. La banda de los hermanos Kurz lanzó en 2007 Yacanto, su disco más crudo y rockero. De este álbum se desprendieron varios cortes de difusión, entre ellos uno de los más reconocidos llamado La banda. Cuando vi este video en mi televisor hace ya varios años, la alarma de "plagio" empezó a sonar.
Es que claro, cinco años antes hubo una banda que la pegó mucho. Eran unos australianos con pinta rotosa y de bañarse cada 29 de febrero. Se llaman The Vines y uno de los hits de su segundo disco del 2004 fue Ride, el que tenía un video que es muy parecido al de El Bordo. ¿O el de El Bordo es muy parecido al The Vines? Ya me mezcle, fíjense ustedes.

La banda - El Bordo:



Ride - The Vines:


martes, 21 de septiembre de 2010

Lados b Hits Wonder


Muchas de las bandas graban miles de canciones a la hora de componer un disco, de esas miles solo un puñado terminan viendo la luz. ¿Qué se hace con todos esos temas que sobraron? Muchas veces quedan en la nada, otras son retomados en futuros discos y en la mayoría son editados en los singles del disco como lados b.
Vaya uno a saber porque estos temas no entraron en la formación final del álbum, pero esto resulta muy peculiar en varios casos de canciones que terminaron siendo grandes hits y no fueron incluidas en ningún disco oficial.
Por lo que empecé a buscar en las profundidades de mi mente y se me vino el caso de tres de las bandas contemporáneas más grandes: Pearl Jam, Radiohead y Red Hot Chili Peppers.
En el caso de los oriundos de Seattle dos de sus mayores éxitos no corresponden a ningún álbum oficial. Yellow Ledbetter, tal vez una de las canciones más conocidas de Pearl Jam después de Alive, fue editada en el single de Jeremy y Last Kiss, es un cover de Wayne Cochran del '62 que grabaron como regalo de navidad para su club de fans y terminó siendo otro de sus temas mas populares. Ambos clásicos indiscutidos y temas infaltables en vivo.





Radiohead es una de esas bandas que cuenta con miles de lados b, pero hay uno en especial que logró convertirse en un clásico para sus seguidores. Es el tema True Love Waits, empezó a ser tocado en vivo antes del lanzamiento de Ok Computer y muy frecuentemente durante lo que fue la gira de presentación de Kid A y Amnesiac. La única versión oficial de la canción se encuentra grabada en vivo en su disco I Might Be Wrong: Live Recordings.



Por su parte, los RHCP también cuentan con un gran catalogo de lados b, siendo sus casos más resonantes los de Soul To Squeeze y Fortune Faded. El primero un tema que quedó afuera de Blood Sugar Sex Magik y llego a ser más masivo que otros singles de la misma época como fue Breaking the Girl o Suck My Kiss. Esta canción terminó formando parte de la banda sonora de la película Coneheads. Fortune Faded, es un lado b de las sesiones de By the Way y fue incluido en su segundo disco de grandes éxitos y lanzado como corte.




viernes, 17 de septiembre de 2010

Plagios Entrecanciones: Vol I


Los plagios renacen, pero esta vez pasan de su modelo radiofónico, en lo que supo ser el gran programa Causas Perdidas, a esta versión virtual. Sí, vuelven los parecidos de las canciones más sorprendentes e inimaginables (?).
Y para empezar acordes al clima primaveral, el debut de los plagios en Entrecanciones se da en clave reggae. Peter Tosh, Sublime y los argentinos de Riddim comparten mucho más que estilos musicales (no tanto en el caso de Sublime, que se caracteriza justamente por su mixtura de géneros) sino que los tres tienen en común una melodía en particular.
Pero basta de palabrerío y escuchen ustedes mismos los estribillos de las tres canciones y comprueben el parecido entre ellas:

Watcha Gonna Do - Peter Tosh: El tercer tema de su histórico disco Legalize It, editado en 1976.


Caress Me Down - Sublime: Canción perteneciente a su álbum más exitoso del año 1995, titulado igual que la banda. El disco se iba a llamar Killin' It, pero debido a la muerte de su cantante Bradley Nowell antes de la salida del mismo decidieron nombrarlo simplemente Sublime.


Hey Bredda - Riddim: El primer single de su nuevo álbum Donde brilla el sol editado en 2009.


De ninguna manera se esta acusando de plagio a cualquiera de los artistas, solo se destaca el parecido entra las canciones.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Cada palabra, otro sentido


Mis ojos están paralizados contra la ventana viendo como pasa este día gris, nefasto. El viento sopla tan fuerte que más que alerta de granizo tranquilamente podría haber alerta de baldosas. Los paraguas hacen acrobacias contra sus dueños. En otras palabras, un clima apocalíptico.
Pero en mis auriculares sonaba algo mágico, único. “Son cuatro casas sin ventana, cuatro cadáveres que van a renacer de entre los muertos, las visiones del final”. Una voz tenue canta esas palabras, un sintetizador que le hace las veces de sostén.
Estoy hablando de la genial Tango en segunda de Sui Generis. Un tema perdido en esa maravilla musical que es Pequeñas anécdotas sobre las instituciones, ese disco que marcó el principio del fin.
Y que decir de este dúo, de la genialidad de Charly, de la simpleza de Nito, de la mezcla perfecta que eran. Pero no es eso solo; es la canción, es el momento justo e indicado. Es ese momento en donde todos los planos se cruzan y cada palabra cobra un sentido nuevo, donde cada sonido se vuelve eterno, donde la canción se eleva y te eleva. “Es una loca sin mañana, es una lágrima en el pan, así es la loba que me cuida cuando empiezo a despegar”.
Sigue lloviendo pero ya no importa. Ahora suena una canción veinte años más joven. Juan Ravioli toca Desde mi puerta al fin del mundo y la guitarra se siente como si estuviese al lado mío, sus susurros calan los huesos. La misma historia se repite, cada palabra cobra otro sentido, cada sonido se vuelve eterno.
Y la lluvia ya es parte del todo, un instrumento más, otro ingrediente del momento.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Nuevo corte de Kings Of Leon


Tres hermanos y un primo aparecieron con sus pelos largos y barbas descuidadas allá por el año 2000 bajo el nombre de Kings Of Leon. Lanzaron un disco urgente y sureño, "Youth and Young Manhood", que contaba con un hit como "Red Morning Lights" y sirvió como puntapie inicial para que la historia de los Followill empezará a despegar. Su segundo disco, "Aha Shake Heartbreak", los consolidó como una gran banda de rock y finalmente dejaron de tener la etiqueta de "promesa" en la frente.
Con "Because of the times" hubo un cambio radical tanto en su apariencia como en su sonido. Se cortaron el pelo, se compraron una Gillette y dejaron la campera de jean rota por chalecos muy elegantes. Por otra parte, su música fue tomando un rumbo más oscuro, más experimental, en cierto punto emparentado con el rock alternativo.
Pero fue finalmente con "Only By The Night" donde alcanzaron una madurez sonora y llegaron a un público masivo gracias a hits radiales como "Sex On Fire" o "Use Somebody".
Su nuevo disco "Come Around Sundown" tiene fecha de salida para el mes de Octubre y ya se puede conocer su nuevo single "Radioactive". Acá abajo el video oficial del mismo. ¿Qué opinan?





miércoles, 1 de septiembre de 2010

La magia de la canción


En los últimos años mis oídos fueron buscando la grandeza del sonido en lo simple. Hablo de transmitir con lo más mínimo. Me empezó a fascinar como con una instrumentación mínima se puede producir en un ser humano tremendas emociones, sensaciones. Estoy hablando de eso en lo que Los Beatles ya se habían recibido con diploma de honor, hablo de la magia de la canción.
Hoy en día el formato canción esta pisando fuerte, sobre todo gracias a la nueva ola folk con bandas como Fleet Foxes o Kings of Convenience, las que recogieron grandes críticas de los principales medios especializados alrededor del mundo.
En nuestro país la situación es muy similar. La escena under parió una camada de bandas y cantautores que se focalizaron en esta ciencia de la canción. Son artistas que absorvieron tanto de los trovadores inoxidables (Nick Drake, Leonard Cohen, etc.) como de todo el rock de los 90’s, pasan de Sui Generis o Almendra a Radiohead sin tapujos.
Esta generación logró un cruce generacional al mezclar sin miedo los viejos vinilos gastados de sus padres con el último mp3. Este amplio abanico de influencias se ve plasmado en el sonido de estos músicos que logran mezclar el folk y el rock de manera completamente natural, algo así como un fogón pero con ipod.

A continuación un par de bandas que exponen este sonido:

Devendra Banhart: un hippie en el año 2010. Tiene carisma, lindas canciones y varias dosis de vaya uno a saber que tipo de psicotrópicos. Este año lanzó su último disco y primero para una multinacional “What Will We Be” a través de Warner. Crítica del disco acá.



Juan Ravioli: muchos le señalaron sus sesgos spinetteanos pero al respecto dijo: “Me gusta mucho menos de lo que piensan”. Canciones firmes con muchas atmósferas y la perfección sonora como máxima pretensión. Suele tocar con grandes figuras del under porteño como Flopa, Pez o Valle de Muñecas. Tiene dos discos en su haber: Álbum para la juventud Volúmen 1 y 2. Crítica de los discos acá.



Ariel Minimal: el cantante de Pez en su faceta solista mostró uno de los mejores álbumes nacionales de la última época. “Un día en el maravilloso mundo de Ariel Minimal” es un tributo al fogón con canciones acústicas e intimistas. También lanzó “Ese impulso superior” a dúo con Florencia Ruiz siguiendo la misma línea. Otro disco sin desperdicio y una mezcla tan inesperada como homogénea.





Vandaveer: un trovador y su guitarra junto a una excelente vocalista dieron un disco perfecto de principio a fin. Divide and Conquer es capaz de curar cualquier oído. Crítica del disco acá.



Fleet Foxes: los más populares de esta “nueva ola” folk. Cinco tipos con barbas largas, grandes arreglos vocales y canciones con olor a bosque.



Lisandro Aristimuño: las máximas influencias del patagónico son Radiohead y Spinetta. Ahora a eso que se imaginen que pueda llegar a sonar, agréguenle folklore. Para escuchar abajo, para leer más acá.



El trío de Omar Rodríguez López: el guitarrista de Mars Volta recluto a su novia, la cantante Ximena Sariñana y logro un disco impecable. Melancólico por demás, Ciencia de los inútiles debería ser un disco obligado para pasar en las radios en las noches de invierno. Crítica del disco acá.



Little Joy: Rodrigo Amarante, el guitarrista y cantante de Los Hermanos (esos que hicieron un temita llamado Ana Julia, no sé si lo ubican) con Fabrizio Moretti, baterista de The Strokes y la cantante Binki Shapiro se hicieron amigos en un festival. El brasilero fue a Estados Unidos a colaborar con Devendra Banhart para su disco “Smokey Rolls Down Thunder Canyon” y terminó grabando uno propio. Con canciones cortas y alegres en su mayoría, el disco obtuvo grandes elogios de los principales medios.



Nick Drake: el trovador maldito tal vez. Este genial cantautor es un secreto que pasa de boca en boca a través de generaciones pese a no haber tenido nunca una enorme popularidad. Una gran influencia para muchos de los artistas folk de esta última década.



Sui Generis: que decir del dúo más grande que dió este país. La magia de Charly, la simpleza de Nito y canciones que sonarán en el inconsciente hasta el fin de los tiempos.



Kings of Convenience: Son noruegos y están catalogados como los Simon & Garfunkel de está época. Dos muchachos que le cantan a la vida con sus guitarras.



miércoles, 25 de agosto de 2010

Fin de semana ENTRE CANCIONES

Empezamos una nueva sección en donde te recomendamos cinco temas para el fin de semana. Te invitamos a que te sumes y nos dejes tu propia selección en los comentarios. Un paquete de canciones de todos los estilos, de todas partes del mundo y directo a tus oídos.


“Sprawl II (Mountains Beyond Mountains), Arcade Fire

El anteúltimo tema de The Suburbs rememora a la épica “Heart of Glass” de Blondie pero en siglo XXI. Para ir calentando la noche con buena música.



“What I Got”, Sublime
La banda californiana siempre es sinónimo de diversión. Un hit inoxidable, ideal para levantar el alma en cualquier momento del día.



“Viernes”, El trío de Omar Rodríguez López
El guitarrista de Mars Volta en su faceta más cancionera e intimista. Con la penetrante voz de su novia Ximena Sariñana nos dejan una canción para acompañar esas noches de soledad y melancolía. Depende el estado en el que estemos hay peligro de lágrima.



“Animal”, Pearl Jam
Noche, amigos, buena música y que las botellas empiecen a girar. Y que mejor manera de hacerlo que escuchando los gruñidos de Eddie Vedder y toda la potencia de una de las bandas más grandes de los últimos 20 años. Que sea rock!



"Total Life Forever", Foals
El tema que le da nombre al último disco de los ingleses de Foals es ideal para empezar la noche. Guitarras histriónicas, pulso bailable y acento inglés. ¡Qué más se puede pedir!



Si te gusto esto no dejes de visitar www.quetemabajo.com.ar, grandes selecciones de grandes artistas a tan solo un click de distancia!

jueves, 19 de agosto de 2010

Afuera, lo nuevo de Sancamaleón


Sancamaleón sale al exterior de nuevo, desde adentro hacía Afuera, como se titula su nuevo disco. El sexteto siempre se destacó por estar en la vanguardia, tanto musical como, en este caso, comercial. Y es que Sanca te regala su disco en alta calidad, de a 2 o 3 temas por semana respectivamente, para descargar desde su sitio oficial www.sancamaleon.com.ar.
Pero eso no es todo, la banda no relega por eso el arte. La propuesta contiene tapas individuales para cada disco, las letras de cada canción, un comentario respecto de la misma, un video interactivo y la perlita para los más nerds del disco compacto (me incluyo): los créditos. Su edición en formato cd se podrá conseguir en el show de presentación del disco el 14 de septiembre en la Trastienda.
En cuanto a lo musical, los dos primeros temas que se encuentran disponibles marcan un gran avance en comparación a lo que fue Polenta, un disco más simple y pasajero, Afuera, da la impresión de ser un trabajo robusto y que llegó para quedarse. El primer tema, “Afuera”, muestra el Sanca más moderno y bailable, pero esta vez no en el sambódromo sino en la Creamfields y “Todos los caminos” es una genial oda a la oportunidad con una gran letra y un estribillo que queda reverberante en los oídos. A fin de mes, tendremos el disco completo, por el momento esperamos ansiosos que Afuera salga al exterior.

El cronograma de descarga de Afuera desde www.sancamaleon.com.ar:
Mar 17/8 : Afuera y Todos los caminos
Mar 24/8 : Tropa, 1988, Tómalo o déjalo
Mar 31/8 : Un ojo en el cielo, Paranoia del fin del mundo, Sandro
Mar 7/9 : Tormenta Africana y La última canción

jueves, 29 de julio de 2010

De Canadá para todo el mundo


Agosto. Ese era el mes elegido para el lanzamiento de The Suburbs, tercer disco de estudio de los canadienses Arcade Fire, pero el mundo digital -o más bien un ladrón digital (?)-decidió que ésta fecha se adelante unas semanas esparciendo por toda la web el disco completo y, dato no menor, a una calidad de sonido muy óptima.
Una gran expectativa giraba alrededor de esta nueva producción. No sólo era una de los lanzamientos más esperados de este año, sino que también este disco sería el escalón definitorio que los consagraría como banda o el que haría dudar a los críticos si no se encontraban frente a una estrella fugaz. Y por fortuna, esta última posibilidad se cae desde el primer tema.
El disco arranca con la canción que le da título al álbum, un tema con aires folk, bien cancionero. Un giro inesperado para lo que venía siendo su sonido, pero inmediatamente engancha con “Ready to Start”, un tema que ya vuelve más a los orígenes. Energía pop, pulso eléctrico y una atmósfera medio oscura para uno de los temas más sólidos del disco. “Modern Man” lleva una impronta de rock clásico pero -valga la contradicción- llevado a un plano bien moderno, con un corte de batería muy interesante que cambia los tiempos de la canción de manera abrupta.
Con un tono épico, apoyado en las melodías de violín y una atmósfera densa, “Rococo” aparece como la más experimental hasta el momento. El disco parece no dar respiro entre tema y tema. “Empty Room” arranca de la mano de unos violínes frenéticos que desencadenan en un tema con furia powerpop. Simplemente genial.
“City with no Children” pasa sin pena ni gloria basándose en unos sintetizadores y una de las melodías más luminosas (?) que haya entregado la banda, pese a tener una letra que no conjugue mucho con este adjetivo. El dúo “Half Light” y “Half Light II (No Celebration)” generan el clima ideal para la mitad del disco. La primera, una balada a lo Arcade Fire: jugando con violínes y guitarras acústicas, mientras la segunda arranca con un bombo en negras; pulso bailable y sintetizadores para un tema que en cierto aspecto rememora a U2.
“Suburban War”, es una de esas canciones que se convertirán en himno de los canadienses. Comienza como un arpegio de guitarra eléctrica en clean que ya denota el aire meláncolico de la canción que va increscendo hasta estallar en un final épico. El tema también sirve como un norte para entender este disco, en donde claramente se buscó una unidad. La letra de “Suburban War” incluye, como en un guiñó al oído atento, parte de el tandem inicial de “The Suburbs” y “Ready To Start”.
Continúa la acústica “Deep Blue” y otro de los temas más sólidos del disco, “We Used To Wait”. Un piano que taladra nuestros oídos desde el principio al final de la canción que sirve de base para que los Arcade Fire nos demuestren todo su arsenal. Un tema bailable, oscuro, rockero; bien Arcade Fire.
Para finalizar aparece otro dúo, “Sprawl (Flatland)” y “Sprawl II (Mountains Beyond Mountains), como en la anterior pero con menos efectividad. La primera aparece como una balada mientras que la segunda es el tema más ochentoso que la banda jamás allá hecho. Algo así como el “Heart of Glass” de Blondie pero del 2010. El disco cierra con una versión melódica de The Suburbs, dándole un final cíclico a esta obra.
“The Suburbs” es un disco que, justamente, encuentra su fortaleza en su condición de álbum, de unidad. Curiosamente en épocas donde cada vez se apuesta menos por un concepto, los Arcade Fire apuestan contra el sistema. No por nada, los temas más sólidos del disco son elegidos como corte de difusión para EEUU e Inglaterra respectivamente. “The Suburbs” es muy bueno. Mejor que Neon Bible, un disco que contenía una serie de grandes canciones junto con otras de un porte mucho menor, pero no llega a ser genial como lo es “Funeral”, tal vez el mejor disco debut para una banda en los últimos tiempos.
En una industria cambiante día a día, con el poder para destruir grandes artistas en segundos como de llevar al estrellato a muñecos prefabricados en el mismo tiempo, Arcade Fire se consolida a pasos firmes y con el arte como estandarte.

A continuación, We Used To Wait:

jueves, 15 de julio de 2010

Lisandro Aristimuño: El cantante de invierno


A Lisandro Aristimuño lo encaré lleno de prejuicios. Todas las flores que le llovían por cada disco que lanzaba o entrevista que leía no hacían más que alejarme (momentáneamente) de la escucha de su música. Lo que es la estupidez, pero bueno. Las tapas de los discos con su cara como insignia no me motivaba ni un poquito a insertarme en su música, mas me continuaba alejando. Vean la tapa de su disco 39º y parece más de un cantante melancopoplatino que de un artista de la talla de Aristimuño.

Pero finalmente salió Las crónicas del viento con un arte de tapa (no cara de tapa) y los carteles del ND Ateneo con el papel pegado encima de “nueva función” visto 3 veces seguidas me dió la sensación de que algo grande se me estaba escapando de las manos. Y la primera escucha costó, tal vez sobre todo acostumbrarme al timbre de su voz. Esa voz áspera y aguda que al principio molestaba, pero al entrar en su arte me dí cuenta que es perfecta en su imperfección. De ese disco doble, pasé a sus anteriores discos: 39º, Ese asunto de la ventana y Azules Turquesa.

Aristimuño propone un viaje a través de imágenes y colores que pinta mediante líricas de amor y desamor, con melodías que coquetean entre el folk y la canción melancólica a la Radiohead. Y fiel discípulo de los de Oxford la sonoridad no es un tema menor en sus discos que incluyen pasajes instrumentales experimentales, grandes arreglos vocales y una que otra sección de cuerdas que siempre ronda las canciones.

Como bien dijo en una entrevista, los discos de este patagónico “son de invierno” y haciéndole honor me decidí a escuchar su música en esta estación y ya tuvo efecto en mí convirtiendo algunas de sus canciones en himnos de mis días como el caso de la bellísima y genial “Blue”, un bossanova que pega derecho en el alma (más si de un corazón roto se trata), la simple y potente “Es todo lo que tengo y es todo lo que hay”, la oscura “Perdón” o la folkie “La última prosa”, solo para citar un par.

Te puede gustar más o menos pero no se puede decir que no es un artista que no vale la pena darle una oportunidad. Así que sí no lo escuchaste ahora es el momento, yo ya rompí mis prejuicios y hoy no puedo parar de escucharlo.



A continuación "Blue":

jueves, 8 de julio de 2010

Vandaveer: La perfección folk o algo muy cercano a ello


Vandaveer es la banda ideal para musicalizar un día soleado de invierno. Las canciones que componen Divide and Conquer tienen esa elegancia y melancolía del invierno con la dulzura y el calor de una tarde de sol. Y un gran porcentaje de esto es logrado gracias a la impecable voz de Rose Guerin, quien canta a dúo en todas las canciones con el líder de este proyecto, Mark Charles Heidinger.

El tema que abre el disco, no sólo le da nombre al álbum sino que actúa como una perfecta síntesis de lo que Vandaveer ofrece en sus canciones: melodías dulces y guitarras acústicas dirigiendo la función junto a un piano tímido que merodea por los compases de la mano de una percusión simple que acompaña en un costado a la canción.

“Woolgathering” se presenta como un tema alegre, en donde Heidinger y su guitarra dan cátedra de lo que es un tema de fogón. “A Mighty Leviatan of Old” se lleva todos los aplausos en este fogón imaginario, con un tema en donde la fuerza que se genera de la conjunción de ambas voces logran llamar la atención hasta del oído más sordo, especialmente las segundas voces de Guerin son un festín para el escucha. Se merece ser el futuro himno folk por excelencia

“Fistful of Soon” es una de las canciones que rompe con ésta estructura fogonera, siendo el tema más oscuro del disco y uno de los mejores. Los cantantes nos susurran la letra, la instrumentación de toda la canción parece tener miedo de sonar fuerte con excepciones en los estribillos donde se animan a soltar la timidez.

En “Turpentine” la banda logra concentrar la oscuridad de “Fistful of Soon” con la fuerza de “A Mighty Leviatan of Old” en un tema lleno de subibajas sonoros. Si hubiese algo parecido a un ranking con alguna etiqueta como “folk alternativo” éste sería el hit número 1. Por el contrario “Before the Great War” aparece como el tema más popero del disco, ese que entraría en cualquier radio y en cualquier horario.

Divide and Conquer es un disco que no pasa desapercibido, que invita a viajar por distintos paisajes sonoros a través de una fórmula simple, eficiente y porqué no perfecta: menos es más. Y vaya que lograron un disco que es más que mucho de lo que anda dando vueltas por el mundo musical de estos días.


A continuación "A Mighty Leviatan of Old":

miércoles, 23 de junio de 2010

Perdónalo porque no sabe lo que hace

Hace unos pocos días un amigo se compró en Taringa un clásico del rock de los 90 made in Seattle: Superunknown de Soundgarden. Automáticamente nos pusimos a hablar de las cualidades vocales de Chris Cornell. Ese hombre de refinado bigote y chivita cuenta con un timbre único, un rango vocal íncreible, una impronta de aquellas, de esas que no da lugar a confusiones.

Volví a casa y le dí play a Euphoria Morning, su excelente primer disco solista. Con eso me terminó de conquistar de vuelta, retomar ese álbum me dió el valor para bajar su último producto: Scream. ¿Porqué necesite valor? Por qué la prensa especializada lo destruyó de arriba a bajo, nadie rescataba nada de esta grabación y arriesgarme a des-enamorarme de este gran artista no era ninguna pavada para mis oídos. Ya su segundo disco solista fue un tropiezo, o más que un tropiezo un casillero en blanco. Un disco sin espíritu, con nada nuevo para ofrecer pero con algunas canciones que te hacían valer la escucha. A Scream, por el contrario, no se lo puede criticar por no innovar. Tal vez, lo hace demasiado.

En la tapa Cornell esta rompiendo una guitarra. Un llamado de atención ante lo que nos podríamos encontrar en el disco. Ya el hecho de estar producido por Timbaland (ese productor estrella del pop y hip hop) hizo que todos mis prejuicios salieran a flor de piel. Cuando tome el coraje suficiente di play al primer tema. Mi cabeza se convirtió en una licuadora de pensamientos. Lo primero que pensé fue a) esto es una joda, b) la crítica se quedó corta c) ¿me baje la música del Super Mario? El disco arranca con una intro (?) claramente inspirada en el soundtrack del Mario, más específicamente cuando ganas el nivel y llegás al castillo. Avanza el tema y se vuelve canchero, no llega a ser de boliche pero sí pseudo bailable. No está tan mal para un disco de un rapero featuring Chris Cornell. Pero no, la cosa no era así. Esto es un disco de Cornell y lamentablemente lleva su firma. Y no da lugar ni a un respiro, todos los temas están enlazados entre sí, como formando un gran opus generación 00. Los primero temas del disco ("Time", "Part of me") son los más logrados y mención aparte para la sorpresa del final: "Two Drink Minimum", un bluesecito guiado por una guitarra casi en clean, batería "a pulmón" y armónica inclusive. Una gota de esperanza para que sepamos que no todo esta perdido. El resto, más de lo mismo: mucho sintetizador y música de computadora.

No se puede decir que el disco aburre, todo lo contrario. Es entretenido, pero este estilo no le sienta bien. ¿Acaso necesitaba probar que es un artista versátil? No era necesario, ya lo había hecho. Sino escuchar la genial jazzera/soulera When I'm Down (de Euphoria Morning), la acústica Sunshower (del soundtrack de Singles) o cualquier tema de Soundgarden o Audioslave, para ver que es un artista de múltiples facetas. Algunos temas zafan más que otros, se te quedan pegados, por su melodía o porque empalagan a autotune y efectos innecesarios. Este álbum definitivamente fue un paso en falso, pero las esperanzas nunca se pierden y menos ahora que vuelve Soundgarden. Así que a sus compañeros de banda les pedimos, no sean malos y regálenle una guitarra nueva. El pobre la rompió para la tapa de un disco, no sabe lo que hace...



"Part of Me", Chris Cornell

martes, 4 de mayo de 2010

Amor... o la ciencia de los inútiles

La trío liderado por el guitarrista de Mars Volta lanzó su primer álbum basado en guitarras acústicas y la particular voz de Ximena Sariñana.

Ocho canciones. Una guitarra, un contrabajo y una voz femenina que envuelven a uno en un viaje en donde la sensibilidad brota a flor de piel. La voz de Ximena Sariñana no se destaca por ser despampanante, sino por una cualidad que hace la diferencia entre cantar -bien, mal o excelente- y ser un artista con todas las letras: transmitir, la ciencia de reflejar sentimientos a través de canciones.
Las palabras que entona la mexicana se desplazan sobre una base enteramente acústica a cargo de su novio, el multifacético e inquieto (chequear su site oficial sino) guitarrista de The Mars Volta Omar Rodríguez López y el contrabajista Aaron Cruz. Todas las canciones del trío comandado por Rodríguez López fueron bautizados como días de la semana, excepto por la creación del "octavo día" llamado Noche Día.
¿Acaso no dijeron por ahí que el amor es el motor del mundo? Por lo menos podemos asegurar que es el de este disco. Las letras giran alrededor del desamor y por momentos se animan a coquetear con temáticas existencialistas. Las guitarras eléctricas, algunos sintetizadores y efectos tienen su pequeño espacio en algunos pasajes de temas como Miércoles y Jueves. Pero lo que caracteriza al álbum es su carácter intimista. Uno siente que tiene al trío tocando ahí, al lado nuestro cantándonos al oído.
Volver a escuchar la oscura y agresiva Martes o la dulce Viernes se torna una obligación. Pero Ciencia de los inútiles está creado como una obra entera sin desperdicio alguno, ideal para musicalizar esas largas y frías noches, en donde la melancolía toca la puerta y que mejor que recibirla con un disco que le calza a la medida justa.

Disco: Ciencia de los inútiles
Artista: El trio de Omar Rodríguez López
Lista de temas:
1. Lunes
2. Martes.
3. Miércoles
4. Jueves
5. Viernes
6. Sábado
7. Domingo
8. Noche Día

A cotinuación el video oficial de Miércoles:

lunes, 15 de marzo de 2010

Juan Ravioli: El cantor de los sentimientos


Juan Ravioli. Es el nombre y apellido de un arte que tanto suele escasear por estas pampas. Ya lo había escuchado cuando lanzó Álbum para la juventud volumen 1 y me pareció simplemente genial ese sonido tan oscuro y a la vez esperanzador, opulento y a la vez ajustado, complejo y simple. Es este tipo de disyuntiva lo que hace de Ravioli un músico excepcional. En sus dos discos editados oficialmente, Álbum para la juventud Vol. 1 y 2, el multiinstrumentista de casi dos metros de largo nos deja su alma en las canciones. Sus letras son pieza fundamental de su obra. Las canciones hablan de amor, pero no desde un punto trillado y meloso, sino desde lo más humano y visceral. La larga espera del olvido (tanto tiempo desatando nudos de recuerdos), el duro adiós final del amor (nuestro mejor defecto fue dejarnos partir), los juegos mentales (si pienso que nada cambió es porque ya no quiero ver), la dura ausencia (yo ya no quiero decir que esto no es lo mismo sin vos), los sentimientos imborrables (como no voy a decir que me hace bien recordar si yo no hice nada mal) y tantos otros efectos que conlleva el fin del amor funcionan como pilar de sus líricas. Permítanse viajar con Ravioli y sentir sus canciones como si fuesen propias.

A continuación, Los últimos tres en vivo en el Centro Cultural Islas Malvinas: