jueves, 8 de octubre de 2009

A paso firme


Los cambios artísticos en la vida de un músico muchas veces marcan un antes y un después. Es cierto que hay bandas que mantienen un sonido monótono. Grupos que prefieren reposarse en los laureles de la estabilidad conseguida gracias a un determinado sonido que apostar por nuevos rumbos llenos de posibilidades, tanto de fracasos como de victorias. Los más difícil y a la vez más meritorio, es (jugándomela de filósofo) cambiar los accidentes pero no la esencia. Experimentar pero manteniendo eso que tanto cuesta conseguir: una identidad. De eso se trata, de mantener la identidad. Eso es lo que logró AFI por partida doble, consagrarse como una banda del mainstream, innovando y conservando su esencia.
Crash Love es la octava placa de los californianos y la que los muestra en su faceta más sólida desde su primer lanzamiento multinacional, Sing the Sorrow. Dejando de lado el mini-affair que tuvieron con la música electrónica en su antecesor Decemberunderground, Crash Love se planta como el disco más luminoso y guitarrero de su carrera, escasean las letras oscuras y depresivas tan características de su cantante Davey Havoc, pero no por eso son optimistas. La mayoría de ellas tratan sobre las desventuras del showbusiness norteamericano, ambiente con el que estos ex – punks de la costa oeste de California. se empezaron a chocar en este último tiempo. Las letras tal vez sean el punto más bajo de todo el disco, la mayoría de ellas carecen de contenido o pululan por situaciones banales y comunes como en el caso de “Veronica Sawyer Smokes” o “Medicate”.
De lo que no se puede decir lo mismo es en cuanto a su sonido. Producidos por Joe McGrath and Jacknife Lee, el cuarteto propone doce temas en donde el formato tradicional de canción – verso, estribillo, verso – prima por sobre todas las cosas.
Contrario a la tradición de la banda, Crash Love abre sin ningún track introductorio, arremete directamente con “Torch Song”, una canción que tranquilamente podría formar parte de Sing the Sorrow, con una tapping supremo como riff principal, un trabajo de guitarras impecable y un estribillo épico; seguida por la contundente “Beautiful Thieves”, en donde la voz de Havoc rememora por partes a la del ex The Smiths, Morrisey.
Con una clara influencia del rock de los 80’s y 90’s, “End Transmission” se presenta como un tema mid tempo en donde el bajo de Hunter Burgan guía toda la canción acompañada por la guitarra de Jade Puget, que en este caso no se encuentra tan al frente, sino que sirve más como un instrumento atmosférico.
“Too Shy To Scream” aparece como la canción más experimental y más comercial al mismo tiempo. Con un verso donde las guitarras, el bajo y la batería forman una tríada rítmica impresionante que termina decayendo en un estribillo casi infantil y meloso por demás. Por su parte, “Veronica Sawyer Smokes” es una canción pop hecha y derecha que no genera sobresaltos. Simplemente, cumple.
Por el contrario, en la mitad exacta del disco aparece “Okay, I Feel Better Now”. Melodía, sentimiento, un estribillo con aires a The Killers y unas guitarras más que interesantes para crear una de las canciones más destacadas del disco.
El primer single del disco, “Medicate” es la canción más urgente del disco, con un aire punk que a los más nostálgicos les recordará a los primeros discos de la banda, salvo que en esa época no hacían solos como los que tiene el final de esta canción. “I Am Trying Very Hard To Be Here” es un tema destinado a convertirse en un clásico de la banda, con una letra que parece aludir a la trágica muerte de Lady Di y al acoso que sufría de parte de los paparazzi (“Flash Flash/Car Crash/ We are no fixtures/Quick Now Quick/Take a picture”).
“Cold Hands” contiene unas guitarras muy al frente y un estribillo con destino radiofónico. El último tema del álbum, “It Was Mine” conserva las características clásicas para ser un gran final: ímpetu, fuerza y un plus: pasta de hit.
AFI pasó de ser una banda de hardcore punk crudo a ser una banda emo antes de que el terminó existiera. Hoy recorren un camino más ligado al rock clásico, a ese rock que puede llenar estadios, y lo están haciendo a paso firme.

Lista de temas:
1. Torch Song
2. Beautiful Thieves
3. End Transmission
4. Too Shy To Scream
5. Veronica Sawyer Smokes
6. Ok, I Feel Better Now
7. Medicate
8. I Am Trying Very Hard To Be Here
9. Sacrilege
10. Darling, I Want To Destroy You
11. Cold Hands
12. It Was Mine

Los más destacados: Torch Song - Beautiful Thieves - Ok, I Feel Better Now - End Transmission - I Am Trying Very Hard To Be Here

A continuación el video oficial de su single "Medicate":