domingo, 25 de mayo de 2008

Melodía y fuerza en la medida justa

Antes de la salida de su nuevo DVD, Julio Breshnev, cantante y guitarrista de Vetamadre, habla del nuevo rumbo sonoro de la banda y de la relación con las mulinacionales.
Por Felix Ramallo.

EN VIVO.La banda desplegando todo su potencial en el escenario. "Mi sueño acerca de un show fue siempre que sea un viaje, un momento especial".


Sale de la entrada de la Trastienda y no puede caminar dos pasos que ya sus fans van a su encuentro. Lo saludan, lo abrazan, le piden sacarse una foto o un autógrafo. Pero no, no es Chayanne ni Luis Miguel. Es Julio Breshnev, cantante y guitarrista de Vetamadre. El músico causa furor entre sus fans, como si fuera un ídolo pop, salvo que su look netamente rockero lo delata: una remera con la cara de Jimi Hendrix y una barba digna de un faraón egipcio.

Hace más de diez años que Breshnev lidera Vetamadre, y lo festejan con la salida de su primer DVD en vivo "A través del ruido del mundo", en el que recopilan toda su trayectoria: cuatro discos de estudio editados todos de manera independiente.

Vetamadre se caracteriza por un sonido que rememora el rock de los '90, con guitarras en un primer plano y la melodía como máxima pretensión.

El cantante habla de las multinacionales, su manera de componer y de el nuevo rumbo sonoro de la banda. "Podríamos repetir las formulas, que en cierto aspecto esta bueno, pero por otro lado tenés que ir reinventándote, cambiando y jugándote a algo nuevo" reflexiona Breshnev.

-¿Cómo fue la producción del DVD?

-El DVD lo trabajamos con el mismo director con el que hicimos los videos. La idea era filmarlo y ver como salía, lo hicimos con pocas cámaras y la verdad que se logró un trabajo muy bueno.

-¿Cómo va a ser la salida del disco?

-Lo va a fabricar y distribuir Sony-BMG y Pop Art, como hicimos con los demás discos. Ellos nos dieron su apoyo y nos propusieron hacer un CD + DVD, por lo que se va a poder comprar el combo de los dos o cada uno por separado. El álbum incluye un plus, un bonus track que se llama “Todo bien”. Es un tema que grabamos haciendo la pre-producción de Libérenme (2002) en Rosario, después le metimos una sección de cuerdas en Buenos Aires y quedo olvidado hasta ahora que lo decidimos incluir.

-¿Son de buscar temas descartados para los discos nuevos?

-Generalmente no, porque lo que no entró, consideramos que no entró por algo. “Todo bien” se incluyó porque nos pareció que esta bueno para cerrar un disco en vivo. Lo que sí, para este disco nuevo, estamos reflotando un tema que se llama “Qué querés”, que lo tocamos en vivo varías veces y quedó en nada. Finalmente, cuando nos fuimos a la costa a zapar y grabar cosas, lo agarramos, le dimos una vuelta de tuerca que esta buena y quizás entre. Es un tema que nos encanta.

-¿Cómo va a ser la producción del disco nuevo?

-Vamos a empezar a laburar con Esteban “PichuSerniotti (ex-guitarrista de Cabezones) y Luis Volcoff, que fue el productor de los otros discos. Decidimos trabajar con los dos, ya que Luis es muy sanguíneo, tiene una sensibilidad mayor a nivel acordes y arreglos, mientras que Pichu es muy perfeccionista, de darle mucho fuerza a las canciones. Y nosotros estamos ahí en el medio de las dos, así que es buenísimo. Creo que puede ser una buena combinación.

-¿A qué apuntan a nivel sonido en este nuevo CD? ¿Un sonido más poderoso o más melódico?

-Una cosa es lo que yo quiero y otra es lo que vaya a salir. Me parece que va a tener un poco de las dos cosas. Yo estoy escuchando mucha música nueva, como las cosas más raras de The Killers o The Mars Volta, Arcade Fire, Black Rebel Motorcycle Club. Muchas cosas que por ahí no tienen tanto que ver con lo que hacíamos y lo voy incorporando. También quiero encarar la guitarra desde otro lugar, porque podríamos repetir las formulas, que en cierto aspecto esta bueno, pero por otro lado tenés que ir reinventándote, cambiando y jugándote a algo nuevo. El nuevo disco va a ser como más urgente, más rápido y por un lado también va a tener esa sensibilidad y cosa más melódica.

-¿Cómo es el proceso de producción de las letras?

-Con respecto a las letras no tengo una manera fija. En esos momentos de inspiración voy haciendo así como lista de supermercado, empiezo a anotar cosas. También a veces escribo en prosa conceptos y ensayos que se van transformando en lo que puede llegar a ser el hilo conductor de una canción. Generalmente me inspira la música que hacemos. Me di cuenta que cuando trabajo los temas solo me falta algo, y cuando vamos a la sala y los tocamos ahí aparecen frases que estaban inconclusas, es como que se arman.

-¿Cuál es tu idea acerca de un recital?

-Mi sueño acerca de un show fue siempre que sea un viaje, un momento especial. A veces me gustaría ahondar más vinculado con la temática o lo climático. Pero al mismo tiempo, la energía que te vuelve del público, si fuera una cosa demasiado climática, se perdería. Creo que eso de un show puramente temático es más de otra época en donde había menos interacción, el publico observaba y la banda hacia lo suyo en el escenario.

-¿Cuáles son los pros y las contras en cuanto a pertenecer a una multinacional?

-Yo siempre digo que son como elefantes blancos. Son gigantes que como en cualquier empresa, todo se basa en vender un producto, y en ese afán de vender no les importa si es artístico o no. Pueden vender zapatillas como vender música. El transar con una discográfica grande involucra hacer musicalmente algo que no estas convencido de hacer y pensar que con eso vas a vender más, ser popular, conseguir chicas y ser famoso. Primero, que no va a pasar, y si pasa es lo peor que te podría pasar. Además, ¿qué pasa si pegas? Qué pasa si nosotros hacemos un tema, que no nos gusta pero a la compañía le encanta. Salimos con eso, pega y la gente lo compra. Después vos lo tenés que tocar en todos los shows y ¡para siempre! Y esa es la desgracia más grande. Los pros serían, que justamente te pueda pasar que vos hagas la música que a vos te gusta y que eso funcione como es el caso de Catupecu Machu, en donde la compañía dice “esto está buenísimo, vamos a apoyarlos”. También hay que usar el sistema a favor de lo que uno tiene ganas de hacer en la vida. Yo siempre digo que nuestra situación hoy con las compañías esta buenísima. Pop Art y Sony trabajan para nosotros como una empresa que nos fabrica y distribuye. La verdad es que ambas trabajan muy bien y sumado a el boca en boca, que es muy fuerte, nuestra convocatoria creció muchísimo.


Video del tema "Ser Humano" de Vetamadre.